Gracias. De verdad, gracias a la gente que se preocupa por la salud de todos los gordos del mundo, entre los que me incluyo. Pero ocupaos de la vuestra.

La gordofobia u obesofobia y las opiniones gratuitas

La gordofobia está llegando a límites insospechados. Todo el mundo se cree con el derecho a juzgar, criticar, burlarse y darnos pautas a seguir a las personas que tenemos kilos de más.  Lo más probable es que no hayan hecho una dieta en su vida, pero todos tienen la receta mágica para que nosotros bajemos de peso.

A mí, no. Por la razón que sea, nunca en mi adultez he recibido críticas o comentarios hirientes sobre mi peso. Hay gente que me dice que impongo. Puede ser, aunque si eres seguidor habitual de mis redes sociales debes estar revolcándote de risa.

Yo me veo como una persona cercana y confiable, pero es cierto que mando a hacer puñetas en el mismo tiempo que un Ferrari pasa de 0 a 100. Tonterías las justas, y menos con este tema.

obesofobia-gordofobia-acoso

Hace unos días subí esta foto con un pie que decía: «Un día voy a sacar la mano de matar tontos y me voy a quedar sola. ¡¡Qué mañanita!!»

El motivo era porque, en un grupo de Facebook, salió el tema de los gordos. Después de un rato defendiendo mi postura, una mujer dice: «Hombre, si a una persona muy cercana a mí le sobrasen 5 o 6 kilos yo no la criticaría, pero es que es por su salud«

Y aquí viene cuando se me pone la carótida como una anaconda. Mira, bonita mía, tú no eres quién para criticar a nadie, ni que le sobren 5 kilos, ni que le sobren 50. Punto primero.

A todo el mundo parece preocuparle la salud de los gordos.

Punto segundo: Ahora parece que el mundo entero se preocupa por la salud de los gordos, pero alguien nombra la palabra marihuana, y seguido escucho varios ¡que rule! Así como veo personas que beben alcohol sin medida cada fin de semana, algunos que siguen fumando una cajetilla diaria, otros que conducen con copas de más… Mujeres que no se han hecho una revisión ginecológica en su vida, otros que no van al dentista desde que les quitaron la ortodoncia en la adolescencia… Algunos están enganchados a relaciones tóxicas, o compran o juegan de forma compulsiva…

Pero, ¿alguien se mete con ellos? ¡No! Y ¿por qué no? Porque ellos está delgados, que a veces parece que es lo único por lo que te valora esta sociedad. Puedes ser la caña de España, pero como estés gorda, ¡ay, bonita!

obesofobia-gordofobia-acosoPor supuesto que la obesidad trae enfermedades aparejadas, al igual que todo lo que he citado antes. Pero, ¿se puede comparar la salud de unos con la de otros? ¿cómo lo medimos? Porque a mí me sobran muchos kilos pero me juego mis analíticas con las de cualquiera.

Nunca me ha salido un asterisco en unos resultados, bueno sí, en el colesterol bueno, que anda que no les fastidia a los médicos. Porque te duela la cabeza, tengas psoriasis o una fractura de cúbito, les encanta decirte que «deberías bajar de peso».

Los que algunos piensan sobre los gordos

En fin, que estar gordo no es bueno, ya lo sabemos, pero dejadnos vivir ¿vale? En serio, que os agobiáis más de la cuenta porque creéis que los gordos nos pasamos el día tirados en el sofá viendo la tele con un triángulo de pizza de pepperoni en la mano. Y, posiblemente, tengamos hábitos más saludables que los vuestros. Pero vuestra gordofobia no os permite ver más allá.

El otro día me llama un conocido por teléfono cuando estaba en mi caminata de las mañanas. Le digo que no sé si podré hablar mucho rato porque mi ritmo es andar todo lo rápido que puedo sin llegar a correr. Y aliento para hablar no me sobra, la verdad. Me responde «Ah, veo que estás trabajando la bajada de peso». ¿Perdona?

obesofobia-gordofobia-acoso

«Hace 7 años que las caminatas diarias de un mínimo de 5 kilómetros forman parte de mi rutina habitual y la he abandonado en muy pocas ocasiones. Por no hablar de que me alimento muchísimo mejor que tú».

Para mí, es infinitamente más importante tener buenos hábitos: comer sano, tener actividad física, cuidar el descanso y vivir sin estrés. Y, si comemos sano, ¿cómo es que estamos gordos? Como respondió una vez una seguidora a una de mis publicaciones: «No es lo mismo comer sano, que comer sano para bajar de peso».

Seguramente, si tenemos exceso de peso, ya estamos haciendo algo para solucionarlo. O no. En todo caso, no es asunto tuyo. Así que deja de meterte en mi vida, o voy a  acabar pensando que la tuya es demasiado aburrida.

Te ayudo a cambiar tu alimentación y mejorar tu vida en hola@yolandacambra.com

¡Suscribete!

Obten mi guía PNL gratuita de alimentación.