14869

Formación continua en Desarrollo personal por solo 10 €/mes

Candidiasis y adicción al azúcar o dulces

Te estarás preguntando qué tiene que ver un apartado de candidiasis en una web para comedores compulsivos. Pues mucho, porque están muy relacionados, aunque poca gente lo sepa. ¿Sabes que tu deseo incontrolable de comer dulces es muy probable que esté causado por un hongo llamado Candida Albicans?

La candidiasis es una patología muy poco conocida en España, pero tratada fuera de nuestras fronteras por el colectivo médico con la seriedad que requiere. Hay mucha sintomatología atribuida a la candidiasis y que asociamos a otras patologías, como depresión, obesidad, molestias vaginales, retención de líquidos, fatiga, dolores de cabeza, indigestión, flatulencia, halitosis, alergias, dolores articulares y musculares, deseo de comer carbohidratos…

Únete a mi lista de Whatsapp aquí para estar al día de todas mis novedades.

Candida Albicans

Te presento a la Candida Albicans, hongo levaduriforme presente normalmente en pequeñas cantidades en la vagina, boca, tracto digestivo y en la piel.

No sólo está presente sin causar enfermedad ni síntomas, sino que, junto con otros hongos y bacterias, forman la flora intestinal.

Las levaduras y bacterias conviven en armonía en nuestro sistema, encargándose cada uno de los grupos de no ser invadido por el otro. Logrando así un equilibrio perfecto que nos protege de infecciones y participa en el proceso digestivo.

La candidiasis llega cuando la Candida Albicans, abanderada del grupo de las levaduras, prolifera en exceso.

adelgazar-dieta-comer-por-ansiedad-perder-peso-perder-kilos-adiccion-comida-dulce-candidiasis

¿Cómo se manifiesta?

En infecciones (candidiasis) vaginales, orales o gástricas.
Las más evidentes son las dos primeras, pero si presentas una de las dos, es casi seguro que tienes candidiasis estomacal también. Y es ahí donde residen y donde hay que atacarlas.

Se calcula que un 74% de las mujeres sufre al menos una vez en su vida candidiasis vaginal (picor, flujo espeso y maloliente de consistencia de requesón) y el 40% lo padece 2 o más veces por año.

Mientras que la oral se presenta en forma de muguet (como pelusilla blanca) en la lengua o manchas blancas en labios y mucosas. También están relacionadas las micosis en uñas.

Lo más habitual es que nos manden tratamientos locales que sólo lograrán paliar los síntomas y los hongos seguirán latentes en nuestro aparato digestivo. Cuando se presenta candidiasis 2 o más veces por año, hablamos de candidiasis crónica.

¿Qué produce la proliferación de las Candidas?

El estrés, el consumo de azúcares, los antibióticos, anticonceptivos hormonales, cortisonas e incluso el embarazo.

Las candidas se alimentan de hidratos de carbono refinados, azúcares, lácteos y levaduras, por lo que, cuando proliferan, sentimos un deseo real e incontrolable de comer dulces o pan. ¡Se están multiplicando y quieren comer!

Pero, cuanto más dulce tomemos, más les ayudamos a reproducirse.

adelgazar-dieta-comer-por-ansiedad-perder-peso-perder-kilos-adiccion-comida-dulce

¿Cómo podemos controlarlas?

Si crees que tienes candidiasis, el primer paso es acudir a tu médico. Nada de lo que explico tiene validez médica, ni sustituye al tratamiento de un profesional de la medicina.

El primer paso es desterrar por completo de nuestra dieta los hidratos de carbono (cualquier tipo de azúcares, pan, pasta o arroz no integrales), alimentos fermentados (cerveza, levaduras, vinagre, quesos), lácteos y alcohol.

Sobre el gluten hay discrepancias. Unos especialistas aconsejan retirarlo de la dieta y otros no lo nombran.

Cualquier cosa que altere el ph gastrointestinal, como el agua del grifo, el tabaco o los anticonceptivos hormonales, también hay que retirarlos.

Con esta dieta durante al menos un mes, lograremos debilitar a las candidas. Son organismos sumamente resistentes y si tratamos de enfrentarlas cuando están fortalecidas, habremos perdido la batalla de antemano.

En el momento que les hemos cortado el “suministro alimenticio” y las debilitamos, podemos atacar con el tratamiento propiamente dicho, que siempre es natural, ya que la medicina tradicional no reconoce esta patología.

La lucha contra las candidas es una carrera de fondo. Primero hay que debilitarlas, luego combatirlas con antifúngicos hasta devolverlas a sus justos niveles, sellar el sistema digestivo,  recuperar la flora intestinal,  reforzar el sistema inmunológico, y finalmente regular el pH.

Si intentamos adelantar pasos, sólo perdemos el tiempo. Es decir, intentar recuperar la flora intestinal cuando aún estamos debilitando o combatiendo a las candidas no sirve para nada.

Puedes averiguar más en la web de Cala Cervera.

Tratamiento para Candidiasis

Tuvimos la suerte de contar en mi página de Facebook con la presencia de Patricia Pandiella, que recibió tratamiento homeopático para acabar con la candidiasis.

Recuerda que si crees que tienes candidiasis, el primer paso es acudir a tu médico. Nada de lo que explico tiene validez médica, ni sustituye al tratamiento de un profesional de la medicina.

Le pedí a Patricia que nos contase su experiencia contra las Candidas y esto fue lo que nos explicó:

Lo primero que hizo la homeópata fue modificarme la alimentación con las siguientes pautas:

  • No dulces, ni bollería.

  • No café.

  • No azúcar con infusiones (miel sí)

  • No lácteos.

  • Arroz sólo integral

  • Consumir muchas verduras, ensaladas y frutas.

  • Yogurt de SojaD

  • Alimentos sin gluten (pasta, galletas,etc)

  • Aceite de oliva y de sésamo

  • Picoteo entre horas a base de zanahorias y manzanas.

También me cambió el desayuno, pasándome al Desayuno Kousmine:

  • 3 Cucharadas de copos de avena biológica remojada en agua

  • 1 plátano maduro

  • 1 fruta fresca (naranja, pera, kiwi, etc)

  • Frutos secos (almendras, avellanas, nueces, higos, ciruelas, pasas, etc)

  • Yogurt de Soja D: 2 o 3 cucharadas

  • 1 cucharada de miel

  • 1 cucharada de aceite de sésamo.

El desayuno es genial. Además de estar super bueno, no te da hambre hasta la hora de comer.

Estos son los cambios que me puso a nivel de alimentación. Lógicamente, destinados a combatir el “alimento” de las cándidas. Pero  también sirven para establecer unas pautas de alimentación más sanas en casos de personas que se alimentan mal. No fue mi caso, porque, salvo eliminar el gluten y dulces, es lo que como habitualmente.

Con sólo cambiar los hábitos alimenticios no es suficiente de por sí para eliminar la invasión de cándidas. Según lo contaminado que esté el cuerpo hay que llevar a cabo una limpieza más profunda y proceder a alcalinizar el organismo.

Además, llevé tratamiento de homeopatía, junto con la dieta, durante un año. También tomé complementos probióticos para restablecer la flora saludable del intestino. Así como extracto de semilla de pomelo, que es un potente mata bichitos.

Un producto que también tomé y es muy bueno es “Pianto Extra”. Una cucharada disuelta en zumo de manzana por las mañanas.

Para alcalinizar y limpiar el cuerpo, me mandó tomar un batido por la mañana que se hacía así:

  • 1 manzana

  • 1 trocito de apio, al gusto.

  • El zumo de un limón

  • 1 ramita de perejil

  • Sal y pimienta

Por cierto, los atracones desaparecieron e incluso el ansia viva que tenía por el chocolate. Hasta el punto que ahora, cuando como dulce, me empalaga enseguida.

14869

Formación continua en Desarrollo personal por solo 10 €/mes