Transforma tu vida

y sé más feliz.

Curso online.

Esta entrada está redactada a modo de diario, tanto aquí como en el vídeo. Fui grabando en distintos momentos para tener un registro de todo. Me alegro muchísimo de haberlo hecho así, porque cuando publique esto ya se me habrá olvidado casi todo y no te lo podría contar.

Ya sabes que al final del artículo tienes el vídeo, que es casi lo mismo, pero soy muy guapa y así me ves. 😉

Agradezco tu comprensión porque acabo de ver que se ha roto la sincronización de audio e imagen en el vídeo. Creo que se capta el mensaje perfectamente. Cada vídeo lleva mucho trabajo y la verdad es que no tengo tiempo de volver a editarlo entero. Gracias por entenderlo.

Día 25

Hoy ingreso en Clínica Quirón para el bypass gástrico. Es día 25 de febrero de 2020.

Los 9 días a líquidos se me han hecho duros. No tanto por el hambre, porque probé una vez a hacer ayunos y la verdad es que no se pasa hambre. Pero tenía sensación de vacío y las ganas de masticar estaban.

He estado tomando caldo de verduras, leche desnatada y zumo de naranja colado.

La habitación y los empleados de Quirón Zaragoza, genial. La verdad es que es como estar en un hotel, es lo que tiene la medicina privada.

Me están escribiendo las pocas personas que saben que me operaba, preguntándome cómo estoy. Pero la verdad es que estoy super tranquila y nada nerviosa. No he tenido ninguna duda ni preocupación, ni los días anteriores ni hoy. Solo estoy deseando que llegue el momento.

Ya ha venido a verme el Dr. Solano y me ha dicho que me bajan a quirófano a las 4 aproximadamente y a las 5 llamará a mi vikingo, que se queda en la habitación, y le contará cómo ha ido todo.

Tardarán algo más a subirme, porque estaré en reanimación. ¡Ah! Y me han dicho que sí que me van a grabar la operación por dentro, que era algo que me hacía mucha ilusión y les dije que, además, quería subirlo a Youtube.

Después de quirófano

Ya estoy en la habitación otra vez. Ya me han avisado que me molestaría la garganta del tubo de sedación. Llevo los 5 parches de laparoscopia. En el que tengo más arriba noto entre dolor y escozor. Al principio sentía como presión en el corazón. Pero me han dicho que es normal tener molestias durante 24 o 48 horas.

Pero desde que me han pasado a reanimación hasta que me han subido a la habitación, la verdad es que ya estoy mucho mejor. Y además me han puesto “drogas” y ayudan.

En reanimación hacía mucho frío y estaba tiritando. Me han puesto un aparato que da calor, como un pingüino de aire acondicionado, pero que expulsa calor por un tubo. Me lo han puesto bajo la sábana y ha sido muy agradable y me he templado enseguida.

En cuanto a la operación del bypass gástrico, como es anestesia general, no me he enterado de nada.

Hasta mañana, si tengo ganas de orinar, he de hacerlo en la cuña. No me puedo levantar. Y puedo enjuagarme la boca y escupir, pero no tragar. Y ahora toca descansar y recuperarme.

Día 26

Cuando estuve en la consulta con el Dr. Solano me dijo que me iba a dejar el estómago del tamaño de un paquete de pañuelos de los pequeños. Pero ayer pasó a verme después de la operación y me dijo que me lo había dejado como el botecito de colirio que tengo en la mesilla.
Le dije: “No me jodas, Solano” y se echó a reír.

Me dijo que era un 5 o 10% del tamaño de mi anterior estómago. Pero cuando se regularice podré comer con normalidad un primer plato, segundo y postre, pero todo en plato de postre.
También pasó el anestesista a verme y me dijo que es normal que tenga como agujetas en banda en toda la zona del estómago.

La primera noche

He pasado una noche bastante mala. Ingresé muy feliz, me traje el portátil para trabajar, un libro de Psicología para estudiar… Porque a las amigas que tengo operadas siempre me cuentan que no tuvieron dolor y apenas molestias.

He tenido muchos dolores esta noche y además tengo un dolorcillo en la zona del corazón que quizá sea aire de la operación. Me comienza ahí el dolor, me cubre todo el abdomen y me baja hasta la línea del pubis. Tengo a veces hasta la sensación de que me tira el útero.

Cuando vino el Dr. Solano nos dejó el pen que traje para que me grabase la operación de bypass gástrico y la estuvimos viendo con el vikingo. La verdad es que viendo todo lo que mueven, estiran, cortan, cauterizan, agujerean… es comprensible tener dolores. Es una cirugía mayor.
Además, tenemos en una habitación cercana un bebé recién nacido y ha llorado casi toda la noche. Así que entre el bebé, el dolor y que solo puedes estar boca arriba por las grapas y el drenaje (y a mí me va fatal por mi hernia discal), ha sido una noche complicada.

Primer desayuno tras el bypass gástrico.

Por la mañana me han traído un zumito de melocotón y piña para desayunar y un café con leche (taza de leche con sobre de café descafeinado). El anestesista me avisó que el café suele sentar regular, así que no lo he tocado. Me he sentado al borde de la cama y 3 tomado 3 sorbos del zumo muy distanciados.

Enseguida me he mareado, he sentido náuseas y sudor frío. No sé si del zumo o de incorporarme, pero me he vuelto a acostar. En la ronda, el Dr. Solano me ha dicho que era normal, también por la medicación que llevaba.

Hice pis antes de irme a dormir y he vuelto a pedir la cuña a las 3 de la mañana. Así que la anestesia va saliendo.
Tenía la boca muy seca porque llevaba 24 h sin beber líquidos, pero casi tenía más ganas de sentarme o de cambiar la postura que de beber.

La primera comida.

Para comer me han traído un caldo (por llamarlo de alguna manera) y otro zumo. Me he tomado medio tazón de caldo. El zumo me lo he guardado para ir dándole algún sorbito, pero se me hace pesado. Además son zumos industriales y aunque no llevan azúcar yo no estoy acostumbrada a comer tanto dulce y me empalagan.

No tengo nada de hambre pero he de intentar comer para ver si todo está bien y mañana me pueden dar el alta.

Esta mañana cuando ha venido el Dr. Solano hemos puesto el pen en mi portátil y me ha estado explicando todo lo que me había hecho. Me ha dicho que he llevado genial la dieta de líquidos porque mi hígado estaba del color normal y que seguro que antes estaba blanco (hígado graso). Te lo subiré en otro vídeo aunque no sabré explicártelo.

También espero poder subirte más imágenes. Cuando pregunté si me podían grabar la operación yo me refería a la interna, pero cuando estaba a punto de entrar a quirófano había 2 cámaras con ropa de quirófano, se presentaron y me pidieron que me despidiese con la mano al entrar. Jajaja, fue flipante. Pensé, ¿pero esto qué es?

Según pasa la mañana me voy encontrando mejor, aunque tengo dolor. Me han quitado el gotero aunque me han dejado la vía. Ya me he levantado al baño acompañada. Creo que mi cansancio es más por haber dormido mal.

Jueves 27

Me acaban de quitar el drenaje y me han dado el alta.
Estoy tomando la medicación y cada vez que tomo algo de da una especie de hipo que no llega a salir (Si tienes interés en la operación, estaría bien que vieses esto en el vídeo en el minuto 9:25) Y, además, todo lo de la operación duele y tira, cuando esto pasa.

Mi drenaje era como una cantimplora que llevaba colgada del camisón. Me he preocupado cuando he visto que hoy había salido mucho más líquido que ayer en todo el día. El Dr. Solano me ha dicho que es normal, que el simple tubo del drenaje produce irritación y genera ese líquido. Que para ellos lo importante es que no salga sangre y el mío apenas tenía.

Hago ruiditos. Mi garganta parece el desagüe de una fregadera cuando termina de tragar y hace glugluglu. Cada sorbito que doy, me paso media hora con esos ruiditos.

Me dice el cirujano que se pasará, que ahora está pasando alimento por un intestino que no estaba acostumbrado a ello, pero que se acostumbrará. Cosa que me tranquiliza, porque ya me imaginaba grabando un vídeo o dando una charla y oyéndose por el micro el glugluglu. Porque en 15 minutos puede hacerlo 20 veces.

Esta mañana tenía mucha presión en el pecho y me he asustado un poco. Además, tengo al sensación de estar inflada como un globo y como si estuviese de comida hasta la garganta. No tengo hambre y no me apetece tomar nada de lo que me traen.

Me han dicho que vaya bebiendo agua a sorbitos para no deshidratarme porque es posible que haya perdido la sensación de sed.

Me alegro de estar grabando esto en directo porque todos los testimonios que yo conozco de postoperatorio, excepto uno, han sido sin dolor. Y así puedo mostrarte una experiencia diferente, porque el mío desde luego está siendo latoso, con dolor y muchas molestias.

Me cuesta mucho sentirme tan limitada porque soy una persona muy enérgica. Y no he querido edulcorarte nada. Todo entra dentro de la normalidad, pero desde luego no es ningún paseo.

Pero esto es como cuando estuve con dolor 3 semanas con el dentista este otoño y luego fue para bien. A veces hay un peaje que pagar para obtener el bienestar posterior.

Lo que puedo comer ahora

Me han explicado el protocolo de alimentación. Este es el mío y cada cirujano tiene el suyo. Ahora he de estar 7 días a líquidos desde hoy. El caldo ya puede ser de carne, incluso puedo tomar yogur líquido siempre que sea desnatado y sin azúcar. Luego 10 días a triturados: Verduras, carne, pescado, fruta. Que no sean muy espesos y repartirlos entra 4 y 7 tomas diarias. Me dice que empiece con 3 cucharaditas y que si con eso me lleno, que no coma más.

Luego introduzco dieta blanda durante 7 días: tortilla, jamón de york, pescado hervido o asado. Me gusta mucho que todo lo que me pauta es a demanda. Si no tengo hambre, no como.

Finalmente se introducen legumbres y demás. Siempre con sentido común y observando cómo sienta. Es frecuente que tras la operación dejes de tolerar algunos alimentos o te cambie el sabor de algunos. Tengo una amiga que ya no tolera el pescado y en el grupo de Facebook muchos se quejan de que les encantaba el jamón serrano y ahora no lo pueden comer. Así que ahora toca adaptarse y aprender a comer de un modo diferente.

Me gustaría haber redactado este texto hasta el final, pero solo pude pasar por escrito la mitad del vídeo. Si me sigues en redes sociales ya sabrás que tengo síntomas de COVID-19. Así que, dentro de que mi caso es de los leves (es caso de ser COVID-19, que es imposible saberlo porque no nos hacen pruebas) no tengo muchas ganitas de nada. Te he transcrito hasta el minuto 16 del vídeo y queda otra mitad.

 

Transforma tu vida

y sé más feliz.

Curso online.

¡Suscribete!

Obten mi guía PNL gratuita de alimentación.