Mi molde de silicona para hornear pan de centeno

image
Bueno, ya sabéis que soy el anatema de las mujeres cocinillas, me defiendo mejor con las tijeras y el precocinado, peeero… Con esta dieta el único pan que puedo comer hasta sentirme saciada es de centeno puro y hecho en casa (o pumpernickel, pero no me va mucho).
No tenía molde de silicona y yo soy incapaz de comprar en los chinos algo de plástico que vaya a estar expuesto al calor y en contacto con alimentos, por mucho que ponga “apto para usar en horno” porque creo firmemente que es una de las causas del cáncer.
Así que me fui con mi muleta a unos grandes almacenes a comprar un molde de silicona Lékué. Y oye, qué maravilla, nada que ver con los moldes rígidos, nada de engrasar y sale solito. Buena inversión!!
Pues eso, que acabo de sacarlo del horno y os lo quería enseñar porque es el primer pan de mi vida (creo) y aunque no sé qué tal estará de sabor, al menos parece comestible.
Cuando se enfríe y lo rebane, os pongo foto y el enlace a la receta, que no es mía (cómo iba a ser mía! Jajaja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *