El placer de ducharse con los dos pies dentro de la bañera. Ahhhh…

image
Toma, toma y toma!! Cuatro semanas después de la.operación, se han cerrado los puntos y he podido ducharme con los dos pieses dentro de la bañera. Chicas, esto es felicidad en estado puro!!
Cuando me operé el pie derecho, una de vosotras me dijo que lo que peor había llevado de su posoperatorio fueron las inyecciones de heparina. Un rollazo, la verdad. Pero yo le dije que, para mí, lo peor era ducharse con un pie fuera y no poder conducir.
Esta vez he contado con el añadido de que el pie sobre el que apoyaba está aún solo regular.
Bueno, primera fase superada. Para coger el coche aún falta un mes, pero el día que lo coja os entraréis, sin duda! Jajaja
Tras dos días cuidando a la peque en casa con gastroenteritis otra vez, hoy ya ha ido al cole y yo he decidido mimarme y quedarme en la cama hasta las 11 y lo cierto es que el aspecto de mi pie ha mejorado mucho. Llevaba cuatro días con una pinta que sé que a algunas os preocupaba. Mmmmmmuacks!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *