Aprendiendo a gestionar emociones ante un conflicto y no recurrir a la comida

image
Situaciones con los niños que antes me llevaban irremediablemente a comer sin control. Ahora soy capaz de dejarlos un rato en casa y bajarme a tomar un café sola. Mientras me lo bebo, hago un gran trabajo mental para enfriar mis emociones, evito seguir con el enfrentamiento y no aplaco esta angustia comiendo.
Hace seis meses era completamente incapaz de gestionar así un enfrentamiento con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *