14869

Formación continua en Desarrollo personal por solo 9'99 €/mes

¿Qué es un comedor compulsivo?

Bulimia no purgativa

Seguro que has oído hablar de la anorexia o la bulimia, pero ¿qué es un comedor compulsivo?

La ingesta compulsiva de alimentos o trastorno por atracón, viene recogido como desorden alimenticio en el DSM-5, “Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales”, publicado en mayo de 2013 por la Asociación Americana de Psiquiatría. Por dicho manual, se rigen todos los psiquiatras del mundo.

Cuando explico a mis amigos lo que me sucede, lo atajo con un: “Soy como una bulímica, pero no vomito. Compenso con comida emociones negativas” Es la forma más rápida y gráfica para que todo el mundo lo entienda.

Los comedores compulsivos somos adictos. Igual que hay adictos al tabaco, al alcohol, a las drogas, al juego, al sexo, o a actividades tan sanas como el deporte… nosotros lo somos a la comida. La única diferencia es que la adicción sea a sustancias o a actividades más o menos dañinas, tanto para nosotros como para quienes nos rodean.

Anoche leía un testimonio demoledor: “Preferiría ser alcohólica que comedora compulsiva” Por favor, ¿cómo podemos llegar a este estado? ¡Perdemos por completo la perspectiva!

Únete a mi lista de Whatsapp aquí para estar al día de todas mis novedades.

Me llamo Yolanda, vivo en Zaragoza (España), tengo 44 años y soy comedora compulsiva. Estoy gorda. Siempre lo he estado. Y me gusta usar el término sin paliativos. No veo por qué he de decir rellenita, regordeta, entrada en carnes, o utilizar otros eufemismos. No hay palabra ofensiva si no se usa en un tono despectivo.
adelgazar-dieta-comer-por-ansiedad-perder-peso-perder-kilos-adiccion-comida-dulce

Comedores emocionales

Pero no es de extrañar, sabemos de sobra la importancia que tiene la imagen en nuestra sociedad. Estar gordo u obeso equivale para la mayoría a ser un zampabollos que se abandona sin importarle su aspecto. La gente no sabe que, cuando se alcanzan ciertas cifras de peso, siempre hay un problema psicológico detrás.

A los comedores compulsivos también se nos llama comedores emocionales, pues utilizamos la comida para compensar emociones negativas: tristeza, enfado, soledad, aburrimiento…

Todas las personas utilizamos la comida como elemento compensatorio. Todos tenemos alimentos por los que sentimos debilidad y podríamos comer grandes cantidades. Eso NO es ser comedor compulsivo.

Características habituales en comedores compulsivos

  • Frecuentes episodios de comilonas dos o más veces a la semana, durante un mínimo de 3 meses.

  • Episodios de voracidad que pueden ser de más de una hora de duración, para manejar sentimientos de ansiedad, enojo, tristeza, etc.

  • Comen más rápido que la mayoría de las personas y a veces en secreto.

  • Comen grandes cantidades de alimentos sin seleccionar sabores.

  • Sensación de culpa y pérdida del control mientras se come y al terminar.

  • Incapacidad para evitar alguna comida.

  • No pueden parar de comer.

  • Los episodios de voracidad pueden ser planeados o espontáneos.

  • Ideas, incluso obsesiones por no aumentar de peso.

  • Estar a dieta una y otra vez, con fracasos recurrentes.

  • Baja autoestima y autodevaluación. Ansiedad, tristeza y depresión recurrentes.

adelgazar-dieta-comer-por-ansiedad-perder-peso-perder-kilos-adiccion-comida-dulce
adelgazar-dieta-comer-por-ansiedad-perder-peso-perder-kilos-adiccion-comida-dulce

¿Eres un comedor compulsivo?

Contesta a estas preguntas. Si respondes afirmativamente al menos a cinco de ellas, podrías ser un comedor compulsivo:

  • ¿Comes sin tener hambre?

  • ¿Te das atracones de comida, sin razón aparente?

  • ¿Tienes sentimientos de culpa y remordimientos después de comer en exceso?

  • ¿Dedicas demasiado tiempo y atención a la comida?

  • ¿Anticipas los momentos en que puedas estar solo para comer?

  • ¿Planeas de antemano estos atracones secretos?

  • ¿Comes con mesura cuando estás con otras personas y te desquitas cuando estás solo?

  • ¿Afecta tu peso a tu manera de vivir?

  • ¿Has intentado hacer dieta pero no has logrado tu meta?

  • ¿Te molestan los consejos de otras personas que te recomiendan “un poco de fuerza de voluntad” para dejar de comer en exceso?

  • A pesar de la evidencia en tu contra, ¿sigues afirmando que puedes hacer dieta “por ti mismo” cuando quieras?

  • ¿Sientes ansias de comer a una hora determinada del día o de la noche, además de a la hora de comer?

  • ¿Comes para huir de las preocupaciones o de los problemas?

  • ¿Alguna vez te ha tratado un médico por exceso de peso?

  • ¿Tu obsesión por la comida te hace infeliz a ti o a otros?

Si te has visto reflejado y quieres que te ayude entra aquí.

14869

Formación continua en Desarrollo personal por solo 9'99 €/mes