Pausa en mi Camino de Santiago

yolanda cambra banner imagen

Buenos días!

Sonia ya está camino de Barcelona y yo desayunando en Nájera y haciendo tiempo hasta mediodía, que llegará Germán a “evacuarme” 😂

He pasado la noche regular, el albergue bien porque teníamos una habitación con dos camas y nadie nos ha molestado, pero el dolor de pies y ampollas, a pesar de estar medicada, no me dejaban ni darme la vuelta en la cama (seguramente no os habéis fijado cuanto utilizamos los pies para darnos la vuelta en la cama). También se me han soltado los apósitos que me puso la enfermera aunque, según ella, estaban listos para salir a andar.

No puedo responder a todos vuestros mensajes. Gracias por todos los ánimos, cariño y refuerzo que me mandáis.

El primer día me di vaselina antes de salir y a medida etapa, ayer Pedi Relax, que me dijeron que va mejor.

Algunas me decís “ya te dije yo…” No es que no os haga caso, es que sois muchos los que me dais consejos y, en muchas ocasiones, son contradictorios! A quien hago caso? Habrá que probar ;)😘

Lloré ayer y he vuelto a llorar hoy. No hay sensación de fracaso porque he dado más del 100% pero tenía mucha ilusión en esta semana.

El Camino para mí es el reto personal en el que demostrarme que, a pesar del destrozo que me hicieron en los pies, aún puedo superar retos a nivel físico. Y lo he comenzado este año, precisamente, porque soy capaz de abandonar sin sensación de fracaso y culpa.

Sonia no es tan chiquitina, es que estaba en rampa. 😉

También creo que todo pasa por una razón. Y que una cosa es perseverar y otra dejar de escuchar las señales y el instinto que tan bien me han guiado hasta ahora.

Retomaré mi viaje y mi reto en otro momento. Sencillamente, es esto, pero no ahora.

Me quedo con haber superado dos de las etapas más largas del Camino, con mucho calor el segundo día. Con ver a Ana de Estella, con conocer a Ana de Logroño y, sobre todo, por todo lo que he compartido con Sonia. Increíble lo que se puede sentir por alguien que sólo conoces de las redes sociales. Durante un día ha sido amiga, hermana, compañera, confidente… Cuánto cariño, cuántas risas, esas conversaciones sobre empotradores que nos cambiaban la cara de agotamiento y calor por carcajadas cuando ya no podíamos más. Gracias.💗

Traigo de vuelta intacto en mi mochila mi afán de superación, mi capacidad para retarme una y otra vez, pero también mi amor propio y autorespeto. Ni el Camino, ni ningún otro reto o propósito, deben llegar al maltrato de mi cuerpo y de mí misma. El fin, la meta, es mi bienestar físico, mental y emocional, no llegar a Santiago. Es maravilloso cuando descubres que tu valía no depende de tus resultados y que no tienes que demostrar nada a nadie (en ocasiones, ni a ti mismo).

Pausa en mi #caminodesantiago 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s