Amo cada parte de mi cuerpo

Nadie nos enseña a amarnos a nosotros mismos. No sabemos amar nuestro cuerpo, incluso hay partes del mismo que detestamos.
A mí me gustaban mis pies, pero quedaron así tras la operación (eso a nivel estético, dolores aparte). Al principio evitaba mirarlos, bromeaba diciendo que me habían cambiado mis pies de princesa por unos de troll.

Ahora los miro y siento compasión, la misma con la que miraría a cualquier persona que sufre. Los acepto así, como son ahora, me siento agradecida por tenerlos y por poder caminar, aún con dolor, consciente de que no todo el mundo tiene esa suerte.

Les agradezco el haber frenado la vida frenética que llevaba y haberme obligado a replantearme muchas cosas que me estaban asfixiando. Esos dolores y esa rigidez han sido palanca y han potenciado un crecimiento personal brutal. Esas cicatrices son solo una muestra externa de mi proceso interior. Los abrazaría y los besaría, si llegase.
Amo cada parte de mi cuerpo.

Anuncios

2 comentarios en “Amo cada parte de mi cuerpo

  1. Hola, Yolanda, me sorprende y admira lo valiente que eres, la forma que tienes de dar la cara, creo que nunca he visto un blog tan honesto, estoy realmente impresionado. Así que te leo, tienes mucho que decir para que otros aprendan. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s