Estoy controlando mi adicción a la comida.

image

Acabo de pasar dos días de mierda.
¿Sabéis esos días que se te junta todo y dices “Venga va, qué más puede salir mal?”
Pasar el lunes y martes enteros con ganas de cometer infanticidio, exicidio, churricidio y mediquicidio (salvando el rato del cafecico con @blancacroszgz @jmorenomoya y @shotjp).
Llegar a verme anoche, a última hora, decaída y rara cómo hacía tiempo no me sentía.

Hoy ha sido un día normal, con sus ratos buenos y malos, y yo también me he sentido bien.
Pero, ¿sabéis qué? En ningún momento, en estos dos días, he sentido la necesidad de compensar con comida. He sabido gestionar las emociones que antes me abocaban a comer sin control y desencadenaban un atracón.

Estoy viendo que cada vez dependo menos de la comida y que, si alguna vez me doblega, como con el bizcocho de Navidad, sé parar a tiempo y no acabar en atracón.

Me siento grande, me siento fuerte, estoy en el camino y lo voy a lograr. Yo puedo. Y tú también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s