Lo que significa “estar abstinente”

Disculpadme, pero a veces uso términos usuales entre los comedores compulsivos, pero que pueden no entenderse fuera de este ámbito. Cuando esta mañana decía que comenzaba mi segundo día abstinente, María José preguntaba en Facebook qué significa eso. (gracias por preguntar, ya que das la posibilidad de conocerlo a muchas otras personas)

“Abstinencia” es una palabra que se usa en cualquier adicción y la Wikipedia la define como: La abstinencia (en hebreo anneh, hissamor; en griego ἐγκράτεια; en latín abstinentia, a la persona, “abstemius”, del prefijo ab “lejos de” y “temum”, vino) es una renuncia voluntaria de complacer un deseo o un apetito de ciertas actividades corporales que se experimentan extensamente como placenteras. Generalmente, el término refiere a la renuncia a la cópula sexual y otras relaciones sexuales, al consumo de bebidas, -normalmente alcohólicas– así como de comidas y alimentos.

Por lo tanto, en nuestro caso, la abstinencia es dejar de comer compulsivamente.

Se tiende a confundir dieta con abstinencia, pero no es lo mismo. Si a mí no me preocupa mi peso, puedo un día desayunar un chocolate con churros, comer de barbacoa y cenar en Mc Donald’s y haber estado abstinente. ¿Cómo puede ser esto? Porque no he comido de forma compulsiva, no ha habido atracones, ni he picoteado, no he comido nada que me haya hecho sentir mal, ni hay remordimiento, he disfrutado comiendo, he elegido lo que quería tomar y he saboreado los alimentos.

Por contra, puedo pasarme un día entero comiendo lechuga y zanahoria y romper mi abstinencia comiéndome una magdalena a media tarde. ¿Por qué? Porque he comido esa magdalena por debilidad y no porque hubiese planificado tomarla. Los remordimientos y el sentimiento de culpa me han impedido saborearla.

La abstinencia es diferente para cada persona. Algunos grupos de apoyo aconsejan hacer 3 comidas al día y no tomar nada entre horas, excepto líquidos. Para mí eso es totalmente inasumible, yo necesito5 comidas.

Lo importante es trazarse un Plan de Comidas personal, marcando de antemano lo que debemos comer y cuando, y ceñirse a ese plan. Si lo cumplimos, estaremos abstinentes.

Si estamos contando calorías y nos obsesionamos con el peso, si creemos que estando delgados seremos más felices, si nos perdemos el hoy esperando un mañana más delgados… estamos a dieta. Si nos relajamos y tratamos de tener una relación sana con la comida, vivimos el presente, entendemos que estar delgados no es necesario para nuestra felicidad y nos aceptamos hoy y ahora… estamos abstinentes.

La abstinencia se hace muy dura y casi insostenible cuando piensas que jamás podrás volver a tomar según qué alimentos (o sustancias: drogas, alcohol), por eso se creó en los programas de recuperación de cualquier adicción un pensamiento que se resume en el lema “SOLO POR HOY”. No pienses en plazos largos de abstinencia, ni siquiera cortos. Cuando te levantes por la mañana, hazte la firma promesa de estar abstinente Sólo por Hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s