Semana 12: Compulsión y 82 kilazos

Pues sí, a lo largo de la semana he estado más o menos controlada, pero el fin de semana ha sido devastador. ¿Qué ha pasado? Pues no sé, esto me ha hecho pensar, porque es verdad que esta semana he tenido un asunto desagradable que me ha afectado más de lo que hubiese querido, pero creo que no debería haber llegado al punto de desatarme la compulsión.

Cuando yo descubrí mi enfermedad, mi vida era una locura. Pero ahora las cosas están más o menos en orden, me siento bien y suelo capear con soltura los incidentes. A pesar de eso, aún tengo episodios de ingesta compulsiva. Sí, ya sé que esto no se cura nunca y que la rehabilitación es muy lenta. Ya. Pero problemillas hay siempre y no puedo acudir a los croissants cada vez que me ocurra algo.

He observado que cuando peor lo paso es los fines de semana y alguna noche. Los findes, especialmente los que tengo niños. Supongo que los que paso sola, emtre salir y dormir, no me da tiempo de comer! Y lo que como en esos días, lo hago consciente y sin remordimientos.

Y también he observado que lo que me trae por la calle de la amargura es el armario de la bollería. Os lo presento, en este armario alto guardamos lo que toman los niños para desayunar o merendar cuando están en casa: magdalenas, pan de leche, galletas de varios tipos, nocilla, cereales chocolateados… Y aún hay otro armario bajo donde guardamos los bollos que se llevan para el recreo del cole. Estas cosas las compro una vez al mes o cada quince días, por eso hay tanta cantidad.

El problema es que en esos armarios había otros alimentos como mis Thins, tortitas de arroz, mermaladas light, colacao… cosas que yo tomo habitualmente. Lo que he hecho ha sido pasar todos los alimentos prohibidos al armario bajo y me he propuesto no abrir ese armario bajo ningún concepto. Que sean los niños los que se cojan por la mañana lo que quieren tomar con la leche. Yo he decidido que ni colacao me voy a echar cuando me caliente un vaso de leche, sino una puntita de Nescafé aunque no me guste, porque la leche con cacao me invita a comer bollería.

Cuando hoy he vuelto a ver el 82 en la báscula me he desanimado mucho. He dudado de si seguir subiendo el peso semanalmente al blog, si decir simplemente que había ganado peso pero no hacer la foto de la báscula… pero he recordado cuando en el foro de la dieta protéica echábamos de menos a alguien que hacía tiempo que no entraba y decíamos “Qué será de Fulanita? Cuando la gente desaparece del foro, mal asunto” y cómo me impresionó en una de mis primeras reuniones con el grupo de apoyo cuando uno de los asistentes dijo “Me da vergüenza sentarme esta tarde aquí entre vosotros, depués de todo lo que llevo comido hoy” , u otra compañera que decía que tenía la sensación de que todos avanzábamos en nuestra recuperación menos ella… Por eso, creo que es importante seguir contándoos cómo me va, porque desaparecer u ocultar datos, sería rendirme definitivamente. Porque hay gente que cree que todos tenemos más fuerza que ellos y tienen que ver que los demás nos caemos tanto o más. Porque esas personas que me escriben y me dicen “Yo soy como tú, pero no tengo tu fuerza” han de saber que esa fuerza que es verdad que tengo, también me abandona más a menudo de lo que quisiera. Y porque lo que yo me propuse al abrir este espacio, no fue mostrar una mujer exitosa con su dieta, sino mostrar el día a día de un comedor compulsivo. Y esta, me guste o no, es mi realidad. Nuestra realidad.

Anuncios

9 comentarios en “Semana 12: Compulsión y 82 kilazos

  1. Yolanda, estas entradas van a ser los capítulos de un libro de superación cuando esto acabe y lo consigas, porque a parte de lo bueno de lo que transmites, redactas maravillosamente. Un abrazo.

  2. Ánimo bonita, no se hizo roma en un día, tropiezos tenemos todos pero hay que seguir adelante. Eres una persona admirable, no lo olvides nunca.

  3. la entrada es muy buena, ya te lo he puesto por instagram… pero,…. te has planteado pesarte los viernes en lugar de los lunes? te lo digo porque el fin de semana es bueno dar alguna alegria al cuerpo, y tener este estres porque llega el dia del peso es inhumano. Pesate los viernes y asi tienes toda la semana para controlar lo que te hayas escedido del finde! Asi lo hago yo…. y ya llevo 19 kilos menos.

  4. Y porque no pruebas directamente a dejar de pesarte?? el estar controlando continúamente el peso te crea mucha ansiedad y lo que marca la báscula no es muy de fiar. Como mujeres que somos dependiendo de como nos de el aire podemos tener más retención de líquidos ciertos días. Símplemente el hecho de no haber ido bien al baño también hace que peses más. Sabemos perfectamente si ganamos o perdemos peso por la ropa. En cuanto pierdes volumen es donde primero se percibe.
    Mete la báscula con los bollos de los niño y olvídate durante una temporada de ella.
    Dedicate sólamente a cuidar tu alimentación por salud y si algún día te das un gusto al cuerpo no pasa nada, en cuanto te acostumbras a comer bien si comes alguna “chuche”, por la inercia que tenemos de comerlas siempre, verás como notas que no te sienta bien (me refiero a digestión pesada, hinchazón, etc).
    La vida es para disfrutarla y si vives en continúa angustia por haberte comido un pastel el remordimiento de conciencia te corroe de tal forma que lo más seguro es que acabes pegandote un atracón por la culpabilidad de un triste dulce.
    Un apunte….. por lo que veo de las cosas que comes lo que te induce a los atracones es la harina de trigo. Sin darte cuenta la consumes en muchas cosas. Intenta quitarla de tu dieta y estoy por asegurarte que te desapareceran esas ansias de comer que te sobrevienen sin motivo aparente.
    Sobre todo no te desanimes, a mí me costó tiempo pero en cuanto dí con la raíz del problema con trabajo y esfuerzo (sería muy tonto decir que fue fácil) he conseguido contorlar los atracones. Nunca desaparecen por completo pero logras ser más consciente de lo que haces.
    Muchos besitos wapa y arriba ese ánimo !!!!!!!

  5. Hola me llamo angeles y soy comedora compulsiva, peso mas que nunca 83 kikos. no hay manera de que se me encienda el chip. hay temporadas en las que si he conseguido bajar de peso, pero ahora me siento impotente. Me alegra haber encontrado tu blog

    un abrazo

    angeles

  6. Hace poco que te sigo y me siento muy identificada contigo, siento como si te conociera de siempre. Mucho ánimo y lo vamos a conseguir. Además eres preciosa. Besos

  7. Saludos desde Tapachula, Chiapas, México. Amiga lo ideal es pesarse una vez por semana y en las mismas condiciones; lo que quiero decir es que sea a la misma hora, por ejemplo en la mañana después de haber ido al baño, con la misma ropa con la que te pesaste por ejemplo la semana pasada evitando los días de nuestro periodo porque es normal que tengamos retención de líquidos.
    Hay que tratar de no desesperarnos, se que podemos salir adelante.. Recibe un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s