Semana 8: Me paso a la dieta CCSC

Bueno, ya iba mentalizada para el disgustillo, así que haber subido 4’2 kilos en las dos semanas de descontrol tampoco me ha hecho llorar sobre la báscula a las seis de la mañana. Esta cantidad, que asombrará a más de uno, es bastante habitual en un comedor compulsivo. Tenemos oscilaciones de este calibre de forma habitual.

Lo hecho, hecho está, y ya sólo queda ponerle remedio. Así que hoy he apuntado en mi agenda masmolona que vuelvo… otra vez! y he copiado en el cartel de hoy una frase de la misma agenda, que aunque no corresponde a esta semana, yo me la he apropiado porque me viene como anillo al dedo: “Sólo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos” R. F. Kennedy.


Uploaded with ImageShack.com

Como ya habéis visto las que me seguís por FB o IG, con la jornada completa como fuera de casa y la verdad es que han sido sólo dos días y está resultando algo complicado. Las reglas que he aprendido que debo aplicar son:

– Pedir sin aliñar las ensaladas y verduras, y que me saquen las vinagreras.

– Pedir que no añadan salsa a los platos y que vayan acompañados de una guarnición que no sean carbohidratos.

– Cambiar el postres por un café. A ser posible, antes de que el camarero suelte toda la retahíla de postres de la casa y me resulte complicado resistirme.

Lo que también he entendido es que me va a ser imposible seguir con la dieta de los puntos. Por mucho que haya una guía de restaurantes, como me han sugerido, y que ya conozco, entiendo que puede servir para una comida puntual fuera de casa de vez en cuando, pero es imposible ajustar la puntuación comiendo de restaurante cada día. Pensad que una cucharada de aceite de más que añadan al guisar, son 3 puntos. 3 puntos de cada día hacen, con seguridad, que esa semana no bajemos de peso.

Alguien me ha propuesto que me lleve mi comida en un tupper. No es mala idea. Pero la empresa me paga la comida si como de restaurante, pero no me la abona si me la llevo de casa. Por otra parte, vamos cara al frío y yo me paso el día pateando calles y tiendas, con contrastes bruscos de temperatura, la verdad que no me seduce nada la idea de comer en frío durante todo el invierno.

Por lo tanto, después de darle muchas vueltas, cambio de plan alimenticio y me paso a la dieta CCSC (Come Con Sentido Común). Todos sabemos lo que debemos hacer para bajar de peso, otra cosa es que lo apliquemos. Es cierto que dejar de contar puntos me otorga una libertad que me asusta y, por primera vez, me voy a enfrentar a mi compulsión por la comida sin un régimen de por medio. Es decir, voy a pasar, ahora sí y de verdad, de hacer dieta a estar abstinente.

No sé si es lo mejor, sólo sé que es lo único que se me ocurre hacer en este momento. Cruzad los dedos… ¡los veinte!

Anuncios

5 comentarios en “Semana 8: Me paso a la dieta CCSC

  1. Yo también llegué a la conclusión que no me va bien la dieta de los puntos, los extra me los como de un tirón pero cuando no la hago me desmadro si o si, comer con sentido común sería fantástico.

  2. Hola querida Yolanda!! Yo también he pasado por todas las dietas habidas y por haber… y creo que todas pueden funcionar, o ninguna… todo depende de hacerlas bien, de ser estrictas, de estar motivadas. Todas las dietas son buenas si se hacen bien.
    La dieta de comer lo sano y las cantidades adecuadas es perfecta siempre y cuando nos acompañe la motivación y la concentración.
    Vamos a buscar la concentración y no dejemos que se nos escape… o que se vaya de vacaciones sin nosotras jajaja.
    Pongamos una nota de humor y pensemos que mañana es un día perfecto para iniciar una nueva vida.
    Un besito

  3. Hola!!
    Te sigo desde hace un tiempo y te mando mucha fuerza para que lo consigas!! Pero mi duda es… solo con fuerza de voluntad y siendo muy conscientes de nuestro problema, lo conseguiremos?? A veces dudo… Yo soy comedora compulsiva y por ejemplo mi hermana también lo es, cuando emocionalmente ha estabo “bien” ha sido comedora compulsiva, pero cuando se divoció también!! Pongo este ejemplo porque muchas veces pienso que somos personas muy incorformistas y que siempre encontraremos algún motivo para refugiarnos en la comida porque nada nos acaba de llenar… En fin, quizá esté equivocada, pero no paro de darle vueltas a esta cuestión…

  4. En estos momentos así, tenemos que ser fuertes, ¿qué hacer cuando tienes una jornada comercial, un horario partido y tienes que comer de tupper todos los días, sin descansos, sin poder comer cada 3 horas? en esa tesitura ando yo. Pero podemos y no porque seamos fuertes, sino porque tenemos que hacernos fuertes por nosotras, porque sabemos que es por nuestra salud. Yo con la dieta CCSC he adelgazado 9 kg!, estoy muy contenta. Si bien es cierto que si no tuviera este problema con la comida, desde mayo y con un régimen estricto habría perdido mucho más. Me siento orgullosa de mi misma porque han sido 5 meses de tropiezos, de pausas, de imperfecciones, de algún que otro atracón acompañado por alguna que otra depresión y aun así he perdido 9 kg y estoy orgullosa de mi. Y estoy orgullosa de ti porque se que vas a conseguirlo y sabes que yo estoy aquí para rezar los padres nuestros que hagan falta contigo, y eso que yo soy budista jajaja! Un besado flor preciosa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s