Si te caes cinco veces, levántate seis

Esta entrada va dedicada para todas las que estáis tratando de vencer la adicción por la comida. Para las que ya estáis trabajando y no os habéis quedado sólo en el “Tengo que…”. Para las que amanecéis cada día con la ilusión de intentarlo de nuevo. Para las que os caéis… y os volvéis a levantar. Para las que estáis tirando de mil y un recursos para salir adelante: caminatas, clases de zumba, control de la comida, meditaciones, grupos de apoyo, abrir un blog, contarlo a familiares, renovar vuestra imagen, cuidaros más… En especial, por ser las personas con quienes más comparto, para Cristinita, Helen, Maba, Ariel, mis compañeras del grupo de ayuda, y para mí misma.

Nadie dijo que sería fácil, pero ahí estamos, con un par. Intentando lo uno y lo otro, probando lo de más allá. Peleando contra nuestra compulsión cada minuto que pasamos despiertas. Que nadie se atreva a decir que no tenemos fuerza de voluntad. Si no la tuviésemos, pesaríamos más de 200 kilos y estaríamos inmovilizadas en una cama reforzada. Si comiésemos lo que de verdad nos apetece, nuestro cuerpo estaría desbordado, porque no existe la sensación de sacidad para nosotros. Sí que la hay, pero podemos obviarla y, de hecho, lo hacemos. O lo hemos hecho hasta ahora. Nadie tiene ni puñetera idea de lo que es estar expuesto continuamente a la sustancia que te crea adicción.

Niñas, lo que estamos haciendo es grande, muy grande. Y me duele mucho cuando me mandáis un privado para contarme que os habéis inflado a chuches o bollería y os sentís fatal. Lo entiendo, conozco de sobras esa sensación. Y todas sabéis lo que os respondo siempre, a que sí? “Pues reza dos avemarías y tres padrenuestros y mañana empieza de nuevo” Es mi forma de intentar sacaros una sonrisa entre las lágrimas, de restarle importancia, de decirte que eres fuerte y, sólo por hoy, has sido débil. No hagáis extensiva la debilidad de un momento a todo el tiempo que sí que habéis logrado estar abstinentes.

Uploaded with ImageShack.com
Imaginad que os proponéis hacer castillos de naipes. Hoy levantáis cinco perfectos, mañana otros cinco, pasado incluso levantáis seis castillos con vuestra baraja. Si pasado mañana, al construir vuestra tercera torre del día, los naipes se desmoronan… quiere decir que no sabéis hacer castillos de naipes? de verdad esa caída os lleva a creer que no sois buenas construyendo torres de cartas? Venga ya!! Sois las mejores constructoras que Heraclio Fournier hubiese podido soñar.

Quedaos siempre con lo positivo, no desvaloricéis por un tropezón todo el camino que anduvisteis derecho. Como ya sabéis, yo bajé 45 kilos, llegué a pesar 63. En dos años estaba ya en 80 kilos de nuevo. Cuando hacía balance, no me rasgaba las vestiduras pensando en los 17 que había recuperado, prefería pensar que, tras dos años, había conseguido mantenerme en un peso razonable, que no comprometía mi salud y aún estaba a 23 kilos de los 108 que llegué a pesar.

A veces cuando hablo, digo “Cuando estaba gorda…” y noto que la gente me mira como pensando “Yolanda, es que ESTÁS gorda” Y a mí se me escapa una risita y corrijo “Bueno, cuando estaba MAS gorda…” Y esa es la actitud, no penséis en lo que habéis perdido, sino en lo que habéis ganado. La derrota en una batalla no supone perder la guerra. Y esta guerra no la vamos a perder. No os digo que no nos vayamos a caer, pero sí que os aseguro nos vamos a levantar. Tantas veces como caigamos… y una más.

Me siento orgullosa de todas vosotras y sois un aliciente más para enfrentar a mis propios demonios cada día. Gracias por estar ahí, por compartir vuestras alegrías y miedos, y por hacerme partícipe de lo que, sin ninguna duda, es el principio de vuestra nueva vida. ¡¡PODEMOS!!

Anuncios

Un comentario en “Si te caes cinco veces, levántate seis

  1. Ole ole y OOOOOOLEEEEE!!!! no sabes el impulso y animo que me da leerte y y devorar tan sabias palabras, yo tambien estoy en ese proceso y…cuando tengo un despiste y como mas de lo que debo o me atiborro, despues de enjugar las lagrimas, me retomo cual ave Fenix y comienzo de nuevo. No importa si caes mil veces sino las veces que te levantas y luchas por lograr estar abstinente y y retomar las riendas de tu vida. PODEEEEEEEMOS!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s