Alimentos detonadores en comedores compulsivos

Curiosamente, después de que hace tiempo que me reconozco como comedora compulsiva, hasta hace bien poco no había descubierto la asociación entre la ingesta de determinados alimentos y la pérdida absoluta de control con la comida.

Un alimento detonador o alimento compulsivo es aquel que, parafraseando el anuncio “Cuando haces pop, ya no hay stop”. Has podido contenerte durante días, meses, o incluso años, pero si los vuelves a probar, estás perdido. Son esos alimentos que te encantan y te engañas diciendo que podrás comer sólo un poquito; pero sabes de sobras que acabarás en un atracón.

Los míos son la bollería y la leche fría con cacao. Sí, curioso. Si me tomo la leche con café, ya no me desata el ansia por comer. O incluso si la leche está caliente, tampoco me provoca compulsión.

Las harinas refinadas y azúcares de todo tipo son los alimentos detonantes de la mayoría de nosotros. También he leído a otros comedores compulsivos que les produce compulsión el queso, los helados y los lácteos en general, la pizza, los aperitivos tipo patatas chips, los refrescos de cola, o la bechamel… Reconozco que me descolocó bastante cuando leí a alguien que decía que cocinaba varias cazuelas de bechamel para comerlas seguidamente. Pero si pensamos en sus ingredientes: harina, cebolla (alto nivel de hidratos) y leche (otra vez los lácteos), quizá ya no nos extrañe tanto.

Los hidratos de carbono son los que más detonan los atracones, ya que su efecto sobre el organismo es tanto psicológico como físico. Los síntomas de su síndrome de dependencia incluyen depresión, fatiga, nerviosismo, ansiedad por comer alimentos dulces, falta de concentración, alergias e hipertensión.

Nos nos confundamos. Todos tenemos alimentos que nos resultan compulsivos en mayor o menor medida. El otro día me contaba un amigo que si tiene pan en casa, no para hasta terminar la barra. “De acuerdo -le dije- pero, ¿cuando terminas esa barra eres capaz de vestirte y bajar a la calle de propio a comprar más, o sigues comiendo otros alimentos de forma descontrolada?” Su respuesta fue un rotundo “NO”. Bien, ahí tenemos la diferencia entre un alimento que nos encanta y comemos en gran cantidad y un alimento detonador.

La única forma de evitar la explosión es no detonando. La única forma de evitar un atracón es no tomando alimentos compulsivos. Ni una sola miga, por favor, ni probarlos! Cuanto más tiempo pasemos sin probarlos, menos los necesitaremos. Pero no bajemos la guardia. Conozco comedores compulsivos que estuvieron años sin probar sus alimentos detonantes y, al volver a tomarlos, sintieron de nuevo compulsión y dependencia.

Tenemos que entender nuestro problema como lo que realmente es, una ADICCIÓN. Igual que un alcohólico no puede probar el alcohol, nosotros debemos evitar nuestros alimentos detonadores.

Os cuento uno de mis trucos. Cuando estoy planeando comer dulces, hago PNL (programación neurolingüística, os hablaré más de esto) y cambio el “No puedo evitar comerlo, me apetece mucho” por el “YO ELIJO NO TOMAR ESTO” y lo verbalizo, lo pronuncio en voz alta creando una impronta mental. ¡Y funciona!

Anuncios

5 comentarios en “Alimentos detonadores en comedores compulsivos

  1. Llevo con atracones desde los 14 años, tengo 27 y ningún médico me había hablado nunca de esto, creo que me va a ser muy útil. Gracias

  2. Yo soy incapaz de pensar que alimento puede ser mi detonador…. Me es muy dificl descubrirlo…No sé como podria hacerlo. Yo creo que menos la vedura todo lo demas me hace descontrolarme…

  3. Para mí creo que son cosas muy dulces o muy saladas entre las que voy alternando en un atracón, que suelen ser bollería de cualquier tipo (me pirra el azúcar) y bocadillos de embutido con patatas chips. No sé por qué me gusta esa combinación y soy capaz de comer una bolsa grande de patatas con un bocadillo de chorizo y detrás comer dulce. Me gustaría poder hacer una lista más precisa.

    • Sí Sara, es lo que habitualmente se come en los atracones, mezcla de dulce y salado. Pero lo detonadores no son eso, son alimentos que cuando empiezas a comerlos, pierdes el control y te cuesta mucho parar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s